Arrow
Arrow
Slider

¿Qué es?
La histeroscopia es el único método de exploración que bajo visión directa permite la observación de la cavidad uterina y consiste en introducir a través del cuello uterino una lente o endoscopio al que se le adapta una cámara la cual se conecta a un monitor para visualizar dicha cavidad. Esto permite en el consultorio hacer diagnósticos muy precisos (histeroscopia diagnostica) y practicar en ese mismo momento un alto porcentaje de cirugías (histeroscopia quirúrgica).

¿Cómo se hace?
El procedimiento se realiza en forma ambulatoria y dependiendo del caso se puede requerir una sedación o incluso en algunas ocasiones en consultorio sin necesidad de utilización de anestesia.

Técnica
La exploración se practica en posición ginecológica, se procede a la inserción del Histeroscopio entre los labios y se avanza por la vagina localizándose el cuello y a través del mismo se asciende por visión directa al interior de la cavidad uterina.  En la actualidad se utilizan histeroscopios de apenas a 5 milímetros de diámetro a través del cual es posible introducir instrumentos como pinzas de biopsia y tijera que son utilizados para toma de biopsia, cortar o cauterizar.

¿Qué ventajas tiene la Histeroscopia?
En todas las especialidades médicas la tendencia es cada vez más conservadora, tratando de preservar los órganos en la medida de lo posible, por eso las cirugías en general son cada vez menos invasivas, con una recuperación fácil y rápida. La Histeroscopia cumple con estos principios, ya que al hacerse por vía vaginal no deja cicatriz, se recupera más rápido y con mejores resultados finales.

Patologías que anteriormente solo se solucionaban con técnicas convencionales más invasivas por ser realizadas por vía abdominal, requiriendo anestesia general, ser más agresivo con los órganos, y al cerrar dejar cicatrices tanto en el útero como en la pared abdominal (Ej. casos en los que se retiraba el útero (Histerectomía), un mioma (Miomectomía), o un tabique uterino); hoy en día mucha de estás cirugías convencionales se evitan con la Histeroscopia, ya que ésta elimina el problema (el pólipo, el mioma o el tabique por vía vaginal) en forma menos invasiva, ambulatoriamente, con recuperación rápida, obteniéndose una solución quirúrgica con mejores resultados.

En casos de legrados por sangrado excesivo al ser un procedimiento que se realiza a ciegas el material obtenido para biopsia no es totalmente fiable cuando hay lesiones focales de hiperplasia o cáncer endometrial, menos aún cuando se trata de un mioma que es imposible extraer por esta vía. Y si el sangrado en algunos casos logra corregirse, vuelve a presentarse en poco tiempo influyendo para que se piense en una solución más radical como puede ser una Histerectomía.

La Histeroscopia por su parte permite la visión completa y exacta de todo el interior del útero, orientando perfectamente no sólo el diagnóstico macroscópico, sino también guiando la biopsia al sitio exacto para retirar el material mínimo necesario para que el patólogo dé el diagnóstico microscópico real y definitivo para extraer con precisión lo que sea necesario.

¿Quién debe practicarse una histeroscopia?

  1. Toda paciente con sospecha de patología en la cavidad uterina, el endometrio o el canal cervical.
    • Paciente con miomatosis uterina submucosa (miomas en la cara interna del útero que son los que causan mas problemas de sangrado e infertilidad).
    • Paciente con sospecha de hiperplasia endometrial para confirmar diagnostico y toma de biopsia dirigida.
    • Pacientes con sospecha de pólipos endometriales
  2. Pacientes con alteraciones del ciclo menstrual metrorragias (aumento), hipo o amenorrea (disminución o ausencia) que con otros métodos diagnósticos no se ha logrado identificar la causa.
  3. Toda paciente infértil con abortos a repetición o en pacientes sometidas a tratamientos de infertilidad con fallos repetidos de implantación en las que no se precisa anormalidad con otros métodos.
  4. Paciente en la que se sospeche malformación uterina como tabiques uterinos
  5. Para localizar cuerpos extraños como dispositivo intrauterino (DIU) en el cual se ha perdido su referencia (hilos).
  6. Paciente menopáusica que presenta nuevamente sangrado; para la toma de biopsia dirigida.
  7. Paciente que usa tamoxifeno de forma prolongado para tratamiento de cáncer de mama para toma dirigida de biopsia
  8. Pacientes sometidas a intervenciones previas que involucren el útero (legrados, miomectomias, cesáreas) y en las que se sospecha presencia de adherencias o sinequias (cicatrices) uterinas.

¿En quiénes está contraindicada?

  1. Infección pélvica aguda
  2. Embarazo
  3. Lesión uterina reciente ej perforación.
  4. Hemorragia aguda activa

¿Qué complicaciones tiene?

  1. Reacciones vasovagales (disminución de la tensión arterial) por dolor durante la exploración. (Cuando se realiza sin anestesia)
  2. En casos de estenosis del orificio cervical interno puede resultar especialmente difícil la entrada en la cavidad del útero, lo cual puede favorecer que se realice una falsa vía, es decir se introduce el histeroscopio por una zona distinta del orificio cervical interno pudiendo llegar a producir una perforación uterina.
Ir a la barra de herramientas